La Princesa está Triste

 
La princesa está triste… ¿Qué tendrá la princesa?
Los suspiros se escapan de su boca de fresa,
que ha perdido la risa, que ha perdido el color.
La princesa está pálida en su silla de oro,
está mudo el teclado de su clave sonoro,
y en un vaso, olvidada, se desmaya una flor.
 
Rubén Darío
 
 

Cuando pienso en el hombre, cuando pienso
que su cuerpo es de tierra, sólo lava
un reloj arenoso que se acaba
por vaciar en este féretro extenso.

En este féretro extenso y en su denso
fondo redondo de barro y de lava
sepulcro del planeta en que se traba
la mansa vida y un cenagal inmenso.

Cuando pienso en el hombre y en la muerte
en la Tierra que lo ancla y que lo sella
en su nombre, en su suerte ante la inerte

ante la efímera hondura de su huella…
Cuando pienso en todo ello piso fuerte:
Mi especie volará bajo otra estrella.

AUTOR DESCONOCIDO

 

 

Esta entrada fue publicada en Poesia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s