DESOLADA

Desolada

 

Desolada

Desolada,
bajo el cielo, en las noches estrelladas:
Lágrimas, que como lluvia caían,
y mi alma, que como el viento gemía.

Recuerdos largamente,
como sonido aquí en mi mente;
suspiros como fantasmas,
y sueños que se escapaban.

Dos amantes:
y solo una alma desolada.

Día trágico,
¡Un adiós!
¡Como un grito de esperanza!
¡Como latigazos en mi espaldas!
¡Como puñaladas en mi alma!

En la plaza muchas gentes,
y yo sola me quedaba.

Angustias,
Como mareas turbulentas…
Señora al llegar la noche, caricias indeseadas;
queriendo como jamás y sintiéndome desolada.

©Leonor Bonilla Toribio

Esta entrada fue publicada en Poemas sueltos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s